jueves, 4 de junio de 2009

¡¡Este articulo si que nos ha gustado!!



Vía twitter nos ha llegado un enlace a un articulo muy interesante, donde el autor describe la situación que estamos viviendo de una forma muy original. os lo reproducimos aquí, pero no dejéis de visitar su blog:

"Soñé con usar RTVE para ganar las elecciones"

¡Tuve un sueño!

¡Había encontrado la forma de volver a ganar las elecciones y hacer que todo el mundo me admirase!

¡Haría que todas las televisiones hablasen bien de mí para llegar a las urnas en plena forma!

El caramelo que les lanzaría sería bien gordo y sabroso: eliminar a su principal competidor: la televisión pública.

Soñé con unos señores que se ponían muy contentos cuando les dije “voy a quitar la publicidad de RTVE, aunque vais a tener que poner algo de dinero sobre la mesa, pero no os preocupéis, que va a ser menos de lo que vais a ganar y además voy a esquilmar a otros que no tienen mucho que ver con todo esto para que también contribuyan. La tarta publicitaria de RTVE os la podéis repartir, pero no os preocupéis si ya tenéis la parrilla publicitaria saturada. Siempre podéis subir los precios” ¿Cómo va a hablar mal de mí esta gente tan simpática si cada vez que abro la boca se les ponen más chiribitas en los ojos?

Soñé con los señores de las operadoras de telecomunicaciones (esos que facturan a TODOS los ciudadanos por sus servicios) que se enfadaban mucho cuando les dije que debían pagar el 0,9% de sus ingresos para contribuir a la financiación de la televisión pública. Yo no entendía tal enfado “pero si lo único que tienen que hacer es repercutir ese coste en el sufrido consumidor de a pie” me decía. “Pero eso sí ¡¡¡nada de chivarse a los ciudadanos, que eso es impopular y como se enteren no me votarán!!!!” Menuda fiera soy camuflando…

Dentro del sueño tuve una pesadilla: vino el coco a recordarme que había una crisis global y que a pesar de que la iniciativa “mola, porque la publicidad en medio de las pelis es un pestiño” resultaba un poco desubicada en el tiempo y que sería mejor poner en marcha este plan de forma paulatina. Además se atrevió a sugerirme, el muy descarado, que pidiese la opinión a los que presuntamente mandan en el ente público ¿Habráse visto? Y además...¿Qué más da? Si es mía: no puede hablar mal de mí ;-D

Obviamente ¿Cómo voy a creer a una criatura tan desacreditada como el coco? Sería una estupidez. Además sólo era una pesadilla. Pero una cosa tengo clara: la única crisis es no ganar las elecciones.

Debería tener más sueños como este. Fue tan bueno que al despertarme tuve que poner las sábanas a lavar sin dilación.

¡A ver qué sueño mañana!